IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

lunes, 7 de noviembre de 2011

"Lo que ha hecho el Iaem es pan y circo"


Bueno de revolucionarios tenemos todos un poco incluso yo, que en plena revolución intento hacer contrarrevolución "cultural" OJO y aunque (como diríamos en criollo) el Sr. Palamides guabinea , pues bien merecida está esa denuncia al IAEM!!! 


Por: ÁNGEL RICARDO GÓMEZ 
Fuente: EL UNIVERSAL lunes 7 de noviembre de 2011  

"En el gremio teatral nos seguimos sintiendo como una especie de desalojados" "Queremos existir, girar, presentarnos, ¡que se hagan teatros! ¿Cuántos teatros han surgido por este sector estatal?" COSTA PALAMIDES

La sala Arte-Nativo de Teatrela debuta como sede del Festival de Caracas MANAURE QUINTERO
Costa Palamides dijo "¡Basta ya!". Dice ser un revolucionario, y no de los que se visten de rojo, sino de los que impulsan cambios estructurales en cualquier época. Por ello no podía dejar de denunciar la burocracia mal entendida que infecta al Instituto de Artes Escénicas y Musicales del Ministerio de la Cultura. Por trabas administrativas, su grupo, Teatro de Repertorio Latinoamericano (Teatrela), se quedó sin ir al Festival Internacional de Teatro de La Habana. Mas no fue la primera vez... 

Su denuncia desnuda no sólo la molestia por un hecho específico, sino el desinterés demostrado por la actual gestión cultural hacia el teatro. "En el gremio teatral nos seguimos sintiendo como una especie de desalojados. Pese a que nos hemos organizado, existe una Red Nacional de Teatro y Circo, los canales de entendimiento con este instituto no funcionan, estamos totalmente desprotegidos", afirma el director. 

-¿Por qué espera Teatrela una tercera falla del Iaem para ventilar su denuncia? 

-Si bien nos ha pasado tres veces, son circunstancias distintas. La primera vez pensamos que no habíamos hecho las cosas bien y por eso no pudimos ir; en la segunda oportunidad, nos dijeron: "Ya no van, vamos a buscarle otra oportunidad para ir"; esta era la oportunidad, y sabiendo lo que había pasado la vez anterior, que fue un problema de ellos, debieron tratarnos con guantes de seda para que no pasara esto. Pienso que allí lo que hay es un saboteo interno. 

-¿Además de los problemas administrativos maneja información de corrupción? 

-No. Yo lo que me pregunto es si ese punto de cuenta (asignación presupuestaria) fue aprobado y nosotros no fuimos ¿qué pasa ahora? Porque además también pasó la vez pasada. Pero más allá de eso, porque no podría más que sospechar sin pruebas, me preocupa el descaro y el irrespeto con el cual nos tratan. 

-¿Entonces lo mínimo que esperaría es algo más de respeto hacia el gremio? 

-Lo mínimo que pido es que dejen de estorbar y que dejen de convertir la internacionalización o la gira de un grupo, en una odisea titánica, porque ya me he dado cuenta de que no hemos sido los únicos, hemos recibido cartas de apoyo y me envían ejemplos de gente que ha pedido pasajes para ir a festivales y les han dicho que no porque esa no es la prioridad. 

-En la carta advierte que con el Iaem parece revivir el Conac. ¿Qué hacer para que no renazca el monstruo? 

-Cuando se creó el Ministerio de la Cultura se creyó que este iba a acabar con toda esa burocracia, que cinco o diez personas iban a tener un despacho súper productivo, y resulta que no, creó el Iaem con un directorio interminable de viceministerios, plataformas... entonces ¿a quién acudimos?. La dirección de teatro, por ejemplo, está acéfala, se fue Julio Bouley, que además salió desencantado y molesto porque no podía hacer nada, al igual que Carlos Arroyo. 

-¿No es esa una señal de que no le interesa el teatro a la actual gestión? 

-Al Iaem no le interesa el teatro porque no quiere tener problemas, porque debe ser que nosotros creamos problemas, porque queremos existir, girar, presentarnos, ¡que se hagan teatros! ¿Cuántos teatros han surgido en el sector comercial o independiente y cuántos teatros han surgido por este sector estatal? De broma ha surgido uno, que es el Teatro Principal; los otros, como el Nacional y el Municipal, se abren y se cierran porque nunca están preparados. Muchos teatros como el Junín los han tomado los evangélicos, cuando eso pudiera ser la sede de alguna de las instituciones teatrales del país. A la Compañía Nacional de Teatro le dieron una sede y tuvieron que regresarla porque tenía goteras, no podían trabajar de noche porque no se los permitía el horario de la Biblioteca Nacional. ¿Y dónde está el Alberto de Paz y Mateos? A estas alturas no tiene ninguna programación y el estacionamiento lo tienen para guardar todos los peroles que usaron en el desfile Bicentenario. Repito: ¿Cuál es aporte a la infraestructura teatral que ha hecho el Iaem en los últimos años? Lo que ha hecho es poner tarimas en las plazas y hacer pan y circo. 

-Otra señal del aparente desinterés estatal por el teatro son los subsidios, que se han congelado o desparecido ¿Cómo está el de Teatrela? 

-Hubo mejoras para algunos grupos. A otros se les borró del mapa. No sé cuánto recibe Teatrela, sé que recibía como 100 mil bolívares y ahora como 20 más y eso creo que fue este año, por el hecho de que estamos tratando de levantar nuestra sede en San Martín. 

-Cuando podrían dársele algunos teatros a los grupos que no tienen sede para que los administren en calidad de comodato, ¿no? 

-Totalmente de acuerdo. Esas decisiones son las que hacen falta. Y cuando la gente comienza a movilizar las cosas, sabotean. Julio Bouley, por ejemplo, hizo una fiesta internacional de teatro y el Iaem se lo saboteó. 

-¿Y a qué se refiere con "saboteo", específicamente? 

-A que nadie se enteró, no fue promocionado, no salieron los programas de mano a tiempo, encontraba trabas para usar el mismo Alberto de Paz y Mateos, y una cantidad de cosas que son inconcebibles. 

-En su carta denuncia que el Iaem sabotea el Festival de Caracas que comienza este viernes... 

-Sí, han llamado para decir: "¿Por qué no nos dijeron a nosotros?", "¿Por qué invitaron a tal grupo si ellos reciben subsidio y somos nosotros los que deberíamos ayudarlos?", como si ellos fueran como nuestros padres. Inclusive, han pedido que los coloquen en el afiche, como para montarse en el carro a última hora. Los cuentos del Iaem son de película. 

-Ha disminuido el presupuesto para la Cultura ¿No es esta una señal más? 

-No manejo el tema presupuestario. Soy director artístico y he trabajado con cinco grupos este año y puedo decir que es difícil con gente que tiene recursos y que no tiene. Sé bien por lo que está pasando el sector teatro y por eso me siento con la capacidad de salir, y pedir, y denunciar. 

-Y su voz tiene peso porque además reconoce ser revolucionario... 

- Tengo espíritu revolucionario y creo que si esto se llama revolución debería conectarse conmigo, y viceversa. Yo debería creer en esta revolución y no es así. Claro que hay un desencanto y una frustración que me hace denunciar. Yo sigo creyendo que este país puede cambiar pero si veo que está a punto de resucitar el Conac, entonces no. Vamos pa' atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada