IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

miércoles, 2 de mayo de 2012

ARTE | En Alemania Suicidio artístico de nueve pintores en Berlín

Fuente: El Mundo.es

Esperemos no tener nunca que quemar nuestras obras en Venezuela, es interesante como la cultura por un lado como pasa en Europa no debe caer en manos exclusivamente de empresas privadas, al contrario de lo que ocurre en nuestro país, donde nuestros grandes museos se encuentran exclusivamente adscritos a las líneas gubernamentales. Esta acción desesperada de un grupo de artistas que quema sus creaciones, no es otra cosa que una llamada de auxilio. Siempre hemos considerado que los museos deben tener el horario de un centro comercial, pero nunca debe ser sustituido por este.
¿Privatización o Gestión Pública? sería el gran debate. Lo ideal es que la gestión cultural se nutriera de ambas. A continuación el artículo publicado por El Mundo de España acerca de lo ocurrido en Alemania:




Varias personas observan cómo arden las obras. | Franziska Koark

Nueve artistas europeos han quemado sus obras de arte en Berlín como protesta por las amenazas que el arte independiente sufre a lo largo y ancho de Europa. Los recortes presupuestarios y el avance de grandes grupos económicos son solo algunos de los temas que preocupan a los pintores.

Las pinturas ardieron en la casa de arte Tacheles, ocupada desde 1989 por unos 100 artistas de distintas disciplinas y trasfondos culturales. Las obras se incineraron para llamar la atención sobre la frágil situación de dos casas de arte independientes: el Museo de Arte Contemporáneo de Nápoles, amenazado por los recortes estatales, y el Tacheles de Berlín, adquirido hace años por inversores privados que no han podido desalojar a los artistas que hace 23 años ocupan el edificio. La acción también se realizó en solidaridad con el Museo de Arte Contemporáneo de Casoria en Nápoles, que cuya continuidad está en peligro por la falta de apoyo presupuestario.
Explicaciones de la reacción

"La amenaza parte de una red de inversores, bancos, abogados y algunos políticos que no están interesados en este tipo de propuestas sino en hacer dinero, nos han tratado de echar con la policía, han destruido nuestro arte y esta es una de las razones por las que los artistas han quemado su trabajo antes que lo haga el mercado", advirtió a EFE la portavoz de Tacheles, Linda Cerna. "Defendemos Tacheles como lugar para la producción y presentación de arte contemporáneo independiente y sin fines de lucro, artistas y público necesitan lugares para entrar en contacto con el arte que está orientado a la gente y no al mercado", destacó Cerna.

"Nosotros queremos que la ciudad compre el sitio para preservarlo" como lugar de arte contemporáneo para la ciudad y "no para construir otro centro comercial", explicó Barbara Fragogna, artista y comisaria de Tacheles. Los artistas temen "que la cultura en el futuro sea privatizada, esto significa que no sabemos que pueda pasar con la libertad de expresión de nuestras ideas en la plaza pública", destacó para EFE Fragogna. "Quemar una obra de arte es muy fuerte, es parte de tu cuerpo, como un hijo, una criatura de tu mente", explicó la artista italiana que hace cuatro años trabaja en Tacheles.

Caído el Muro de Berlín las autoridades locales quisieron destruir el edificio del Tacheles para construir una calle, pero hasta hoy unos 100 artistas tienen allí sus estudios y lugares de exhibición y se niegan a abandonar la enorme casa en el barrio de Mitte, una creciente zona comercial de la capital alemana.

Allí se pueden encontrar todo tipo de técnicas artísticas, pinturas, serigrafías, esculturas, hay también música, danza, teatro y espacios para fiestas nocturnas, además de un espacio siempre abierto para la comunidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada