IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

miércoles, 6 de abril de 2011

El reloj de la UCV volvió a dar la hora

Fuente: Últimas Noticias http://bit.ly/dSZR8i
Por: Mabel Sarmiento Garmendia



Cuatro horas tardaron en arreglar la agujas del reloj ubicado en un costado de la Plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela, luego de que un grupo de estudiantes afectos al oficialismo, identificado como el M28, colocó el pasado 28 de marzo una pancarta gigante que causó daños al mecanismo de las agujas.

Desde las 10:30 am, bachilleres de la Escuela de Ingeniería Eléctrica Melchor Centeno Vallenilla, que además son montañistas, escalaron la torre que mide unos 25 metros para determinar la falla que dejó paralizado el reloj en la 6 am del pasado lunes.

Luego de cuatro horas, los expertos, entre ellos el subdirector del Consejo de Preservación y Desarrollo de la UCV (Copred), Alexander Cepeda; el profesor Wilmer Malpica, de la Escuela de Electricidad, y Jorge Ramírez (estudiante que además reparó la pieza hace dos años luego de haber estado paralizado por 10 años), lograron determinar el problema.
"Cuando colocaron la pancarta, quizás forzaron las agujas y se aflojaron las tuercas. Eso detuvo la marcha del aparato. Tuvimos que hacer maniobras por la parte externa (uno de los estudiantes lo hizo a rapel) hasta ajustar las manecillas. Luego se calibraron las tres caras del reloj, se ajustó a la hora actual y se puso en operatividad", dijo Malpica.

No es la primera vez. En 2007, también en forma de protesta, taparon las piezas con un mato negro y la consigna era parecida "..llegó la sombra a la UCV", en contraposición al lema de este centro de estudios superiores "La casa que vence las sombras".

Además de la torre también se colocó un manto negro en la entrada del edificio del Rectorado con frases donde exigían una transformación dentro de esta universidad y criticaban la gerencia de las actuales autoridades.

Con respecto al reloj, desde 1954 están instalados los tres platos que dan la hora. El mecanismo en sí se encuentra en otro sitio de la universidad que se mantiene en resguardo. Desde allí se maneja electrónicamente y se mandan impulsos a la torre para mover las agujas.

El bachiller Ramírez dijo que cuando lo rehabilitó hace dos años, creó otro prototipo digital que entraría en funcionamiento en caso de dañarse el original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada