IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

sábado, 28 de mayo de 2011

¿Locura, fanatismo o vandalismo? sobre La Divina Pastora.

Comenzar a escribir este post, no ha sido fácil, encontrar las razones para entender el por qué atacar una imagen y en este caso una imagen religiosa, es una tarea casi imposible.

La Iglesia Católica en Venezuela y sus fieles se encuentran escandalizados, con la destrucción  de las esculturas de La Divina Pastora, en Barquisimeto, Edo. Lara. Y no esperaba menos, no sólo debemos considerar el valor religioso, además la representación de la identidad cultural y el valor patrimonial deben ser tema de reflexión.

Que si el demonio  induce a cometer esos actos, que si el infierno les espera a quienes destruyeron las imágenes, las voces de los creyentes se alzan pidiendo justicia divina. 

Yo en cambio espero que los metan presos a todos, ningún demonio ni nada, ESTO ES SIMPLE VANDALISMO, un atentado en contra del Patrimonio de TODOS los venezolanos y un acto perpetrado por unos asociales, desocupados. Como dirían en mi amado Edo. Táchira si tuvieran oficio, no estarían haciendo semejante estupidez. 

Es que hablar incluso de locura sería descabellado, recordemos como en 1972 Lazlo Thot, en un delirio de locura y vestido con sus mejores ropas, se dirigió a la Basílica de San Pedro en el Vaticano, y ante los horrorizados ojos de los espectadores comenzó a gritar: !Yo soy Jesucristo! mientras empuñaba el martillo que destruiría parcialmente la famosa obra de Miguel Ángel.

Imágenes de: http://quhist.com

Si por un momento nos detenemos y con cabeza fría analizamos este acto de Lazlo Thot, es casi heroico, no porque este de acuerdo con la destrucción de monumentos, pero por lo menos debemos admitir que lo hizo a plena luz del día y se tomó la molestia de vestirse de smoking, considerando que en medio de su locura sabía que se encontraba ante una obra de arte de uno de los más grandes maestros de la Historia.

¿Qué pensar entonces sobre la cobardía de unos desadaptados, que a plena noche destruyen los monumentos alusivos a la Divina Pastora en Barquisimeto? la cicatriz que ostenta la Virgen Larense, casi como una lagrima debe recordarnos a todos que vivimos en un país lleno de violencia y de odio. 

Y que no sólo es un problema religioso, estamos ante el desquebrajamiento de nuestra sociedad, donde el respeto, incluso por la identidad, se ha perdido y lo más triste es el profundo odio, o desconocimiento por nuestro patrimonio cultural.

Imagen de: Analítica


ESPERO QUE EN MEDIO DE ESTE CAOS, SE HAGA JUSTICIA Y ENCUENTREN A LOS RESPONSABLES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada