IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

lunes, 21 de marzo de 2011

Reflexión personal acerca de que el Museo Jacobo Borges ahora es universitario

Yo de verdad aún no comprendo la estrecha visión cultural de los gobernantes de turno. No comprendo como en un país donde la renta petrolera da hasta para mantener naciones aliadas como las del ALBA, no se haya ni siquiera considerado en construir una sede para UNEARTES, sacrificando el Museo Jacobo Borges.


Me pregunto si la comunidad del Catia no merecía tener un Museo y una Universidad cada una por separado. 


Pienso que los museos y las universidades deben mantener una constante retroalimentación pero cada uno en su espacio, no necesitamos en un país como Venezuela eliminar museos para convertirlos en universidades, al contrario deberían existir montones de Universidades con presupuestos ajustados a la realidad económica venezolana, que permitieran la creación de nuevos museos.


Que no existen los recursos para ello podría argumentarse, pero entonces cómo es que el Gobierno nacional dispone 119, 5 millones de Bolívares fuertes para construir un Nuevo Mausoleo para el Libertador, cuando lo que necesita el país es la rehabilitación de las universidades y museos. ¿Cómo se justifica el Cierre del Museo Jacobo Borges, si existían los recursos para hacerle su propia sede a UNEARTE?

Otra de las cuestiones que me llena de curiosidad es conocer el paradero de la Colección del Museo Jacobo Borges, ¿cuáles fueron las estrategias de traslado? ¿Dónde se encuentra? ¿Están concentradas en un espacio adecuado para su conservación y preservación? Y creo que continuaré esperando por esa respuesta. 


Creo sincera y humildemente que el gran problema de la cultura que tenemos en Venezuela, se debe a la poca identificación de nosotros como venezolanos con nuestro patrimonio, de la indolencia que demostramos ante la pérdida de espacios de los cuales no nos hemos apropiado aún cuando estos son nuestros. Lo de nosotros es en definitiva un problema de educación. 


Sin embargo la esperanza es lo último que se pierde,  y a pesar de todo, estoy segura de que sí existen en este país personas maravillosas, que les duele tanto como a mí la pérdida de nuestro patrimonio y espacios culturales, y mi mensaje para ellos es que la luz del Sol nunca se extingue :) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada