IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

martes, 18 de enero de 2011

Museo de Arte Contemporáneo también recibirá damnificados: Seguros de los museos no cubrirán accidentes ajenos a las instituciones

DUBRASKA FALCÓN |  EL UNIVERSAL viernes 10 de diciembre de 2010
 
 

La sala principal del museo Alejandro Otero cambio las obras de Gego y Otero por colchonetas (Foto Confarruco)

Las alarmas se encendieron en el Museo de Arte Contemporáneo. De repente y sin previo aviso la institución tenía una nueva subdirectora: Rosa Alba Ángel, quien se encargará de la integración del museo con la comunidad. Además, el mismo miércoles, uno de los camiones de la institución estaba preparado para salir en busca de los damnificados y llevarlos al MAC.

"Nadie nos consultó nada", suelta uno de los trabajadores de los museos. "Que de pronto se nos diga que un camión del museo iría a buscar a los damnificados y que pasaríamos de ser trabajadores de un museo a payasos nos parece algo muy grave. ¿En qué parte del mundo un museo presta sus instalaciones para acoger a damnificados? Hay muchos otros lugares", asegura.

Durante todo el miércoles los empleados del museo que fue dirigido por Sofía Ímber, tenían en mente la protección del patrimonio y la ayuda que necesitan los venezolanos afectados por las lluvias.

"Albergar a personas en un museo cuya infraestructura ya es deficiente no puede ser correcto. Estos no son espacios para que las gente pernocte. Se alteran las condiciones climáticas de la institución. Imagínate que se utilicen, en cualquiera de los museos, solventes o algún elemento que pueda producir un accidente", dice otro de los empleados.

El Museo de Arte Contemporáneo sigue teniendo en todas sus salas filtraciones y el sótano tres suele inundarse cuando llueve. En estas condiciones, aseguran los trabajadores, no sería justo recibir a los damnificados.

Ante la crítica del ministro de Cultura Francisco Sesto, quien habla de estar "escandalizando" por la utilización "temporal" de los museos para acoger a "gente en dramáticas circunstancias", los trabajadores de los museos son claros: "Vamos ayudar a nuestros hermanos venezolanos en todo lo que podamos. Tenemos que ser proactivos. Pero hay que aclarar que los bienes culturales son de todos los venezolanos y nosotros vamos a proteger la colección, y cualquier accidente lo vamos a evitar", asegura otro de los trabajadores del museo.

Además, aclaran que los seguros que protegen las colecciones de los museos no cubrirían daños que se ocasionen en horarios fuera de las visitas y por personas ajenas al museo.

"Los seguros tienen cláusulas claras. Si fuera del horario de visitas se produce un accidente, no van a responder por las obras. No tendremos cobertura. Y mucho menos si se enteran de que en los museos habitan personas", asegura un especialista en conservación de obras de la Fundación Museos Nacionales.

Los trabajadores ahora lo que buscan es prevenir cualquier tipo de accidentes. Por ello personal de los museos se trasladó ayer a las bóvedas del Museo Alejandro Otero para evaluar el estado de las piezas y de ser necesario trasladarlas a otras bóvedas para protegerlas.

"Claro que queremos ayudar a los damnificados. Pero estamos hablando de que la institución se desdobla para convertirse en un centro sin lugar ni tiempo. Y eso indudablemente podría dañar al patrimonio": afirma otro empleado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada