IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

jueves, 17 de febrero de 2011

Cine venezolano en pausa




Diario Tal Cual Digital Avance | Cultura | 16/02/2011 


Los gremios cinematográficos aún esperan por la respuesta del ministro de la Cultura. Diez películas venezolanas dejaron de producirse el año pasado a causa de estas demoras
Por: Martha Cotoret



La paciencia se agotó. Luego de esperar durante quince meses por respuestas satisfactorias de los gerentes culturales, la Cámara Venezolana de Productores de Largometrajes (Caveprol) emitió una carta abierta al ministro de la Cultura, en la que expone la paralización de las actividades de fomento a la producción por parte del Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (Cnac).
En el comunicado, enviado al despacho cultural el 10 de este mes, el ente gremial manifiesta su preocupación por el retardo en las convocatorias a los realizadores para concursar por el financiamiento de nuevos proyectos cinematográficos.
“Durante el año 2010 no se realizó ninguna convocatoria. La última (…) data de noviembre de 2009. Ante la reiterada solicitud de nuestros gremios, el Comité Ejecutivo del Cnac aprobó, en diciembre de 2010, abrir una nueva Convocatoria en enero de este año, pero ya estamos en febrero e inexplicablemente no hay una fecha asignada para dicho llamado, lo cual paraliza la industria”, dice el texto firmado por la presidente de Caveprol, Claudia Alicia Nazoa.
La falta de una nueva convocatoria, tomando en cuenta el ritmo de producción que llevaba la industria cinematográfica venezolana, ha generado que en estos quince meses se hayan dejado de producir diez películas.
“Nosotros no hemos recibido respuesta del Ministerio de Cultura. Dimos un tiempo prudencial para llevar esta protesta a la opinión pública. Vamos a hacer lo que siempre hemos hecho. Pelear por nuestros derechos”, dijo Nazoa.

BASADOS EN LA LEYEl documento también expone la demora en la aprobación del Reglamento de la Ley de Cinematografía Nacional, sin el cual se hace imposible el disfrute de  beneficios para los cineastas criollos.
La sanción de esta normativa  permitiría a los realizadores disfrutar de beneficios como los incentivos por calidad y por taquilla, así como los incentivos fiscales a las empresas privadas que inviertan en el cine local. El instrumento legal también contempla la creación de una estructura definitiva para la Previsión Social del Trabajador Cinematográfico.
El reglamento “estaba prácticamente listo en diciembre de 2009 para su pase al Consejo de Ministros, con el acuerdo del sector privado y el sector oficial. Pero al salir la anterior directiva del Cnac –presidida por Andrea Gouverner– dicho proceso fue paralizado y hasta la fecha, a pesar de la insistencia de los gremios del cine nacional, ha sido imposible que se lo retome”, expone Nazoa.

MENOS RECURSOSLa Caveprol también manifestó su preocupación ante la pretensión de las autoridades del Cnac –cuyas riendas están en manos de Alizar Dahdah– de introducir un nuevo artículo en el Reglamento de Estímulo a la Base Industrial, el cual permitiría a los funcionarios del ente gubernamental disponer discrecionalmente, sin la aprobación del Comité Ejecutivo, del dinero del Fondo de Promoción y Financiamiento del Cine (Fonprocine).
“Ese dinero es sagrado.
Al respecto, la Ley de Cine es taxativa. Ese es un dinero que no es del gobierno, es del cine nacional. En el pasado nosotros nos hemos enfrentado a otros gobiernos cada vez que la Ley de Cine y la libertad de expresión han sido vulnerados”, recalcó Nazoa.
La presidente de Caveprol aseguró que los gremios del cine no tienen nada en contra de los entes de Plataforma del Cine y el Audiovisual. Sin embargo, Nazoa concluyó que no es justo que los recursos del cine independiente, sean empleados en financiar a instituciones que ya tienen un presupuesto asignado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada