IBSN: Internet Blog Serial Number 1008-1009-0-6

sábado, 12 de febrero de 2011

Coleccionismo y La idea de colección.

Antigua sede de la Galería de Arte Nacional

Queremos que nuestros lectores puedan tener una idea general de las nociones que manejamos los Historiadores del Arte, además creemos fervientemente que el conocimiento debe estar al alcance de todos. También sabemos que existen posturas diferentes a la que podemos presentar a continuación, pero la retroalimentación, el debate y la opinión son importantes para alcanzar la gestión cultural que todos los venezolanos nos merecemos.
Ahora bien queremos hoy hablar de coleccionismo y de la idea de colección, siendo éstas la razón de ser de un Museo. Cómo a través del tiempo se modifican estos conceptos y dan lugar a nuevos espacios, a la relación de las mismas con una sociedad determinada. Abordaremos brevemente lo que se ha denominado nueva museología y partiremos de las propuestas de organismos especializados como el ICOM y el ILAM.
Desde la prehistoria el hombre ha sentido la necesidad de preservar ciertos objetos, algunas veces por fines útiles y otras por razones estéticas. Fernández Arenasen su libro “Introducción a la conservación del patrimonio y técnicas artísticas” expone una breve historia del coleccionismo desde sus principios:
1.      En la prehistoria los objetos útiles se guardaban por necesidad o por su función ritual.
2.      Las culturas teocráticas alojaban en sus templos, tumbas y palacios una serie de objetos, los cuales sólo se encontraban al alcance de las más altas autoridades y de los sacerdotes.
3.      En el mundo helenístico los objetos adquieren un valor en sí mismos ya sean históricos o artísticos.
4.      Con los Romanos se aumenta el sentido del coleccionismo en el sentido de que se guardaban los objetos derivados de las expoliaciones y los botines de guerra, podría afirmarse que nace el concepto de museo con Marco Agripa cuando expone en el panteón las obras expoliadas o requisadas.
5.      El cristianismo y la edad media, los objetos obtienen una función didáctica, aquí la historicidad no cuenta, los objetos de civilizaciones antiguas se destruyen por considerarse paganos.
6.      El gótico tardío arroja un nuevo tipo de coleccionismo, el cortesano. El arte se considera ya como un ornamento.
7.      El Renacimiento renueva el concepto antiguo de coleccionismo, tanto de los objetos de arte como de las letras del período grecorromano tienen un valor didáctico. El coleccionismo  se sistematiza en el renacimiento, es la edad de Oro de las colecciones: el Vaticano, Uffizi, Louvre.
8.      Durante los siglos XVII y XVIII el coleccionismo aumentada debido a una serie de sucesos como: el aumento del monopolio de las monarquías absolutistas, la inquisición, en Francia se utiliza  como expresión de la monarquía y la burguesía adopta el estilo impuesto por las cortes.[i]
La idea principal de las colecciones era primordialmente demostrar que se era poseedor único de un objeto, los cuales no eran compartidos, por ello las colecciones pueden interpretarse como expresiones de poder tanto económico como político. En cierto sentido la colección impone ciertos valores a los objetos y se crean de acuerdo al gusto o los intereses de un individuo en particular. Debemos considerar que generalmente los museos a lo largo de la historia han surgido de colecciones particulares que posteriormente al hacerse públicas adquieren carácter de patrimonio nacional.
De las grandes colecciones de arte de la historia se derivan los primeros museos, es a partir del siglo XVIII cuando se abren por primera vez las grandes colecciones al público, aún con un gran número de restricciones para su visita, surge El Museo Británico en 1753, La Galería de los Uffizi 1743, El Museo del Hermitage 1765 y el Louvre en 1798.
Como se explicó anteriormente ya el museo ha dejado de ser una institución sacra compuesta sólo por edificios que albergan una serie de objetos, el ICOM acepta como museos a distintas instituciones como[ii]:
a.    Los sitios y monumentos naturales, arqueológicos y etnográficos y los sitios y monumentos históricos de carácter museológico que adquieran, conserven y difundan la prueba material de los pueblos y su entorno.
b.    Las instituciones que conserven colecciones y exhiban ejemplares vivos de vegetales y animales, como los jardines botánicos y zoológicos, acuarios y viveros;
c.    Los centros científicos y los planetarios;
d.    Los institutos de conservación y galerías de exposición que dependan de bibliotecas y centros de archivos;
e.    Los parques naturales;
f.     Las organizaciones nacionales, regionales o locales de museos, las administraciones públicas encargadas de museos, de acuerdo con la definición anterior;
g.    Las instituciones u organizaciones sin fines de lucro que realicen actividades de investigación, educación, formación, documentación y de otro tipo relacionadas con los museos y la museología.
La Nueva Museología ha funcionado de catalizador para considerar estos espacios como un museo, todos ellos merecen una atención especial, ya no es necesario extraer objetos en los monumentos, sitios naturales y yacimientos arqueológicos, con el museo de sitio se conserva, exhibe, investiga, y sirve de esparcimiento sin necesidad de transgredir un área específica. Además la idea de museo de sitio puede aplicarse también, a iglesias, sitios históricos, casas y haciendas con algún valor cultural y patrimonial.
Los jardines botánicos, los zoológicos y los acuarios son museos, en el sentido que se conserva, se investiga y se exhibe el objeto, como en un espacio de un museo tradicional, incluso necesita del apoyo didáctico sobre los objetos que allí se encuentran pero en este caso la colección estaría conformada por especímenes vivos. El Museo ahora es un servicio para la comunidad todo museo incluso los de la Nueva Museología deben contar con baños, guarderías, enfermerías, algún café, incluso tiendas especializadas que le significarían una entrada económica para garantizar su buen funcionamiento, además de fomentar la investigación en el área y la producción de productos locales.
 La problemática de nuestros museos latinoamericanos, deriva de la profunda crisis social y económica que nuestros países viven, las nuevas tecnologías han creado un abismo aún más profundo entre las denominadas sociedades desarrolladas y aquellos países que se encuentran reprimidos. Para ello el museo debe evaluar su relación con la sociedad, para corregir cualquier error en la comunicación con las comunidades que atiende, es necesario fomentar los museos regionales en pro de la comunidad y hacerla partícipe de su propio patrimonio, esta sería una manera de crear la relación de apropiación del patrimonio y que esa colección forme parte de la identidad de la nación.
El papel que desarrolla el museo dentro la sociedad latinoamericana esta subvalorado incluso por la misma institución, en nuestras sociedades el museo debe funcionar como el gran impulsor de la educación a todos los niveles. Como se expone en la Resoluciones de la Mesa Redonda del ILAM de 1972, la importancia y el desarrollo de los museos en el mundo contemporáneo en la región latinoamericana, deben satisfacer las demandas de grandes masas de población ansiosa de llegar, a través del conocimiento de su patrimonio natural y cultural pasado y presente, a una vida más prospera y feliz,  lo que obliga a los museos muchas  veces a asumir funciones que en países de desarrollo superior están a cargo de otros organismos.[iii] El Museo EDUCA y OCUPA por ello lo consideramos una herramienta de primera mano para solventar o bien disminuir problemas sociales como educación, inseguridad, o programas dentro del sistema penitenciario para la rehabilitación de los reos.
     Con la creación de la Asociación Latinoamericana de Museología (ALAM) se pretende establecer una comunicación abierta entre todos los museólogos y los museos latinoamericano, para intercambiar experiencias que puedan aportar soluciones a las problemáticas que puedan surgir, para fomentar el intercambio de colecciones con la finalidad de la difusión de la cultura para un mejor entendimiento, y sobre todo crear un órgano oficial en Latinoamérica que se corresponda con nuestra realidad.



[i] Cotejar con FERNANDEZ ARENAS, Introducción a la conservación del patrimonio y técnicas artísticas.
[ii] Ver Estatutos del ICOM, 1989.
[iii] Ver ILAM (1972) Resoluciones de la Mesa Redonda la importancia y el desarrollo de los museos en el mundo contemporáneo.



Referencias.

·         Fernández Arenas (1996) Introducción a la conservación del patrimonio y técnicas artísticas. Barcelona: Ariel.
·         ICOM, Declaraciones. Consulta del 3 de Noviembre de 2004 en: www.icom-ce.org
·         UNESCO, Declaraciones. Consulta de 3 de Noviembre de 2004 en :www.unesco.com
·         ILAM, Acuerdos y Resoluciones. Consulta del 3 de Noviembre de 2004 en :www.ilam.org
·         ICOMOS. Patrimonio Mundial. Consulta de 3 de Noviembre de 2004 en: www.icomos.org


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada